Contaminantes del combustible diésel

Los componentes internos de los inyectores modernos a menudo son extremadamente pequeños y muy sensibles al desgaste o a la adherencia debido a partículas y otros tipos de contaminación. El desgaste de las piezas internas del sistema de combustible disminuirá la vida de los componentes e incluso puede causar un funcionamiento defectuoso que podría resultar en daños graves a los otros componentes del motor.

Algunos contaminantes comunes que se encuentran en los combustibles de la actualidad incluyen agua, microorganismos, cera, partículas duras, residuos y otros sedimentos.

Tiempo

Al igual que sucede con la mayoría de las cosas, el tiempo tiene un efecto adverso sobre el combustible diésel. La vida útil del combustible diésel es de seis a doce meses solamente, pero en condiciones extremas ese tiempo podría ser mucho más corto. Además, mientras más tiempo se almacene, se presentarán más oportunidades para que ingresen contaminantes al combustible.

Clima

Aparte del agua proveniente de la lluvia o la nieve y de la suciedad proveniente del viento que entra al tanque de almacenamiento, la temperatura y la humedad tienen efectos adversos. El aire caliente cargado de humedad que entra en contacto con el combustible diésel frío o con un tanque frío puede causar que el agua en el aire se condense. La cantidad de agua en el aire, o humedad, puede afectar en gran medida la cantidad de agua que se agrega al combustible proveniente de la condensación cuando el tanque respira. Además, las temperaturas ambiente más cálidas pueden acelerar el deterioro natural del combustible diésel. La composición del combustible diésel puede variar considerablemente dependiendo de la región y las temperaturas. El combustible destinado al clima cálido no se almacenará adecuadamente en un clima frío.

Microorganismos

El combustible diésel en un tanque de almacenamiento es un bufé para muchas formas de microorganismos. Estas bacterias y hongos viven en el agua siempre presente y se alimentan de los hidrocarburos que se encuentran en el combustible diésel. Sus cuerpos vivos y muertos son contaminantes. Cualquier abertura, ya sea el puerto de llenado, una ventilación o un agujero causado por daño, es un camino fácil y directo para que los contaminantes ingresen al combustible. Cualquier tapa, sello o junta dañados también son oportunidades perfectas para la contaminación.

Estudio de caso Acciones

Irrigadoras Goldacres, impulsadas por los motores Cummins desde 1999

Ver

Cummins contribuye al crecimiento global de la producción de almendras

Ver

Cummins potencia a GUSS - el primer rociador autónomo para huertos

Ver

Hardi looks to the future with Cummins Performance Series

Ver

Cummins Tier 4 Final power for the Apache sprayer range

Ver

Cummins helps build the Australian cotton industry

Ver

Cummins power units are the pick of the crop

Ver

Cutting edge efficiency

Ver

Cummins Performance Series Enables Engine Downsizing for Bandit Industries Whole Tree Chipper

Ver

Cummins Powers the Future of Agriculture

Ver


Para ver todos los estudios de caso, haga clic aquí.
Redirigiendo a
cummins.com

La información que busca está en
cummins.com

Ahora estamos iniciando ese sitio para usted.

Gracias.